Estado


En 1991, a fin de promover la creación de empresas de negocios, y en particular para ayudar a la nueva ola de inmigrantes de la ex Unión Soviética de principios de la década de 1990, la Oficina del Científico Jefe inició el programa de incubadora para que los empresarios con ideas innovadoras la desarrollaran en una empresa. Aunque inicialmente el programa fue dirigido a los numerosos ingenieros y científicos procedentes de la antigua Unión Soviética, muchos de los cuales tenían notables capacidades y el potencial de investigación, pero que carecían de los conocimientos técnicos necesarios para el éxito comercial (el hebreo y el conocimiento de Inglés, de métodos para acceso a la financiación, y familiaridad con las prácticas de economía de mercado) era, y todavía es, abierta a todos. La razón fundamental de estos dos programas es el de “pulir el diamante”, es decir, para tener seleccionados empresarios con ideas innovadoras con potencial de exportación a través de la primera ronda de las inversiones en el desarrollo de productos, hasta el punto en el que puedan vivir de su trabajo, encontrar estratégico socios, y aumentar el capital de riesgo en el mercado.

La figura 13 nos muestra la evolución de cómo inicialmente fue el gobierno quien creyó en los proyectos y los inversores privados no se atrevían a invertir fuertes cantidades y conforme pasa el tiempo ahora la mayor parte de las inversiones provienen de fuentes privadas.

Inversiones gubernamentales vs. Inversiones privadas en
compañías de la incubadora

Fuente: Office of the Chief Scientist (2007), “Intellectual capital of the state of Israel”, Presentación digital del capital intelectual del Estado de Israel, Jerusalem, Israel, Slide No.45

Financiamiento privado y público
La incubadora de tecnología ha permitido al gobierno reducir el déficit de financiación actual en la primera y arriesgada etapa de la realización de ideas prometedoras. Con un presupuesto de U$D30 millones de EE.UU. se han creado un total de 24 incubadoras de tecnología en todo el país, la realización de cada uno tiene un promedio de 10 proyectos, con un tiempo medio de vida de dos a tres años. El 85 por ciento de los fondos son proporcionados por el gobierno en forma de apoyo económico y créditos, y el resto por una empresa de capital de riesgo, la incubadora o el empresario, a cambio de una cuota del capital en la empresa. La incubadora de la inversión y el apoyo permiten a la nueva empresa desarrollar y probar su tecnología, que presenten sus patentes, realizar la validación de mercado, desarrollar un modelo de negocios, atraer a los primeros clientes, añadir el personal clave del equipo directivo, preparar profesionalmente para el enfoque de capital de riesgo empresas y ganar credibilidad por el apoyo de una buena reputación.

En la figura 14 se puede apreciar el retorno que tuvo el programa de las incubadoras conforme se invirtió dinero tanto gubernamental como privado y que inicialmente fueron muchas pérdidas para el gobierno quien invertía en empresas que retornaban menos de lo que se les invertía, sin embargo conforme pasaron los años las ganancias cubrieron todo el déficit e inclusive dejaron varios millones de dólares al gobierno

Inversiones gubernamentales vs Inversiones privadas
elevadas en las compañías de la incubadora

Fuente: Office of the Chief Scientist (2007), “Intellectual capital of the state of Israel”, Presentación digital del capital intelectual del Estado de Israel, Jerusalem, Israel, Slide No.45

Leave a comment

Filed under Indicadores de Desarrollo, Las incubadoras de tecnología, Vinculación academia-industria-estado

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s